Todas las reparaciones y tareas de mantenimiento deben ser hechas solo por profesionales. Por favor no intentes hacer esto en casa o si no estás cualificado mediante la formación profesional adecuada. Sigue las instrucciones de los fabricantes de pinturas. Límite de responsabilidad.

Reparación del capó dañado de un coche

Usando y aplicando una masilla fina

La reparación de golpes es una actividad importante en los talleres de carrocería, especialmente con la intención de ahorrar recursos haciendo reparaciones en vez de sustituir las piezas dañadas. Las masillas son ideales para restaurar la forma original de las piezas dañadas ya que se pueden lijar, se adhieren al metal, a la fibra de vidrio, al aluminio y a todos los plásticos que se pueden pintar (en base a una masilla seleccionada). Además soportan movimientos, vibraciones y golpes menores en la chapa. La reparación dura toda la vida útil del vehículo.

Consigue los Materiales

En nuestra instrucción mostramos un ejemplo de la reconstrucción con una masilla de un capó dañado. Asegúrate de utilizar la masilla correcta en base al sustrato en el que vas a trabajar.

PASO 1

Preparación I

Limpia y trata el área a reparar con TEROSON VR 20. Elimina la capa de pintura dejando un área de metal sin tratar de unos 5-10 cm más ancha que el área a reparar.

PASO 2

Preparación II

Lija los bordes de todo el área tratada con una lija P120 y después con una P150 para crear una superficie ligeramente en bisel en la que la masilla se pueda unir. Limpia y desengrasa el área en profundidad con TEROSON VR 20.

PASO 3

Técnica de mezclado I

Asegúrate de que la tabla donde vas a hacer la mezcla  y la espátula estén limpias y no sean absorbentes. Mezcla 50 g de masilla a 4-5 g de endurecedor (la relación de una pelota de golf y un guisante). Mezcla los productos de forma envolvente para evitar que entre aire.

PASO 4

Técnica de mezclado II

Mezcla completamente hasta que todo rastro rojo del endurecedor esté completamente integrado en la pasta. No hagas más mezcla que la que puedas usar en cuatro minutos.

PASO 5

Aplicación de la masilla

Utilizando una espátula limpia, extiende una fina capa del material mezclado a la superficie de metal (para obtener los mejores resultados la capa tiene que ser máximo de 2 mm). A la hora de extender la masilla presiona para que ésta se introduzca en los surcos creados al lijar.

PASO 6

Nivelación de la masilla

Rellena inmediatamente al nivel requerido asegurándote de que no quedan burbujas de aire.

PASO 7

Curado

Deja la masilla curar a temperatura ambiente. El curado se puede acelerar utilizando una lámpara de infrarrojos después de 10 minutos de curado, a temperatura ambiente ¡Evita utilizar una pistola de aire caliente!

¿Te ha parecido interesante?

Proyectos relacionados

Los más vistos